Trucos para pagar menos impuestos

¿Deseas abonar menos impuestos en tu próxima declaración? Pues ponte manos como ahorrar en impuestosa la obra, antes que sea el treinta y uno de diciembre, puedes maniobrar y reducir tus impuestos. Legalmente, no hacemos daño a nadie, simplemente: no queremos pagar de más, ¿verdad? pues vamos al tema, no te pierdas estos trucos que te ayudarán a pagar menos.

Trucos para pagar menos impuestos:

  • Si tienes recursos que vender, recuerda que las ganancias compensan las pérdidas… y viceversa: actúa en consecuencia.
  • Comunica los cambios que se generen en tu familia. La cantidad de retención a cargo del IRPF depende entre otras muchas cosas de las circunstancias familiares.
  • Cambia el sueldo en metálico por sueldo en especie. Ciertas remuneraciones están exentas de abonar IRPF, como por poner un ejemplo, los seguros sanitarios para el trabajador, su cónyuge y sus hijos.
  • Ahora los óbolos deducen más. Si haces óbolos a O.N.G., fundaciones y entidades no lucrativo deja inferir más que el año pasado: se puede inferir un setenta y cinco por ciento sobre los primeros ciento cincuenta euros, y un treinta por ciento sobre lo que sobrepase de esa cantidad (puede subir al treinta y cinco por ciento si es el tercer que donas a exactamente la misma entidad y cada la donación ha sido igual o bien superior a la del precedente).
  • Espera a cumplir sesenta y cinco años si deseas trasmitir tu casa. La ganancia que conseguirás va a estar libre de impuestos.pagar menos dinero en impuestos
  • Vende primero los recursos más viejos y con más ganancias (comprados o bien heredados como muy tarde el treinta de diciembre de mil novecientos noventa y cuatro). De esta manera se aprovechan los factores de abatimiento al límite,eso sí no tomes ninguna resolución sin haber hecho ya antes cálculos.
  • Examina tus gastos como profesional. Si pagas cuotas sindicales, cuotas al instituto profesional o bien si has tenido un litigio laboral y has pagado honorarios al letrado y procurador, esos gastos se deducen de los ingresos del trabajo, con lo que pagas menos por ellos.
  • Deduce y guarda los justificantes, puesto que muchos gastos pueden suponer un recorte del IRPF. Asegúrate antes de seguir de las deducciones a las que tienes derecho, que cambian en función de cada comunidad autónoma: posiblemente puedas deducirte por la guardería de los hijos, gastos educativos, abono transporte público, ayuda familiar, la instalación de dispositivos de ahorro de agua o bien energía, el alquiler, etcétera
  • Si estás en tu derecho a inferir por adquiere, amortiza hipoteca. Si adquiriste tu casa ya antes de dos mil trece, se deduce el quince por ciento de lo pagado para adquirir la residencia, sobre un máximo de nueve mil cuarenta euros, si pagas menos de eso, o bien de dieciocho y ochenta si lo pagas con tu cónyuge y declaráis separadamente, te resulta interesante amortizar adelantadamente una cantidad que llegue hasta ese límite y de esta manera se aproveche íntegramente la deducción.
  • Si eres arrendador, aprovecha. Si eres dueño de un inmueble en alquiler, puedes inferir de la renta sosten a IRPF los gastos hechos para obtenerla: IBI, anuncios, agencia, seguros, comunidad… y asimismo los gastos de reparación y conservación y los intereses de préstamos para la adquisición o bien mejora del inmueble (estos con un límite).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *